jueves, 24 de febrero de 2011

La Meca del pabellón 14

 

Reconozco que formo parte de una secta extraña que divide su calendario en función de dos cosas: Primavera/Verano y Otoño/Invierno. Febrero y septiembre son las fechas que marcan el inicio de los dos bloques en los que se separa el año para mi.

Algunos miembros de esta secta entre los que yo me encuentro, y gracias a que un día decidieron abrir un cuaderno de notas virtual para soltar las cosas que se le pasaban por la cabeza y que nadie de mi entorno real quería oír, les ha sido concedido el privilegio de poder asistir como observadores de excepción a lo más parecido a la Meca del mundo fashion español: el pabellón 14 de IFEMA.

Soy muy consciente de que Cibeles no es ni París, ni Milán, ni Londres ni Nueva York, pero es lo que hay y con todos sus defectos (que son bastantes) es una oportunidad única para vivir por unos días de verdad el mundo de la moda, y de conocer a alguna gente que vive por y para ella.

Estoy encantada de llegar con mi escapulario colgado del pecho, y entrar en esa Kaaba igual de negra y sin luz natural que la original en la que de forma inconsciente acabas dando vueltas y vueltas, y poder ayunar durante esos días en los que sólo a los elegidos se les permite comer (el resto nos conformamos con beber), de ver el purgatorio que es para algunos periodistas los días allí, mienras esperan que sus dioses (también conocidos como jefes) decidan que ya han penado bastante y pueden cubrir París o Milán. 

Hasta hago alguna incursión en esa sacristía conocida como backstage y al confesionario que preside el centro de las bambalinas, también llamado sala de maquillaje y peluquería en el que puedes ver por un momento a Iris Strubegger o a Antonio Navas, personas que por la calle muy pocos reconocerían pero que al verlos así de cerca a mi me provocan vuelcos al corazón. No diré que pasan desapercibidos porque siendo como ellos son es algo completamente imposible.
Incluso tengo la oportunidad de entrar en ese paraíso vetado a la mayoría de los mortales conocido como Drinking Kissing Room.

Por eso quiero dar las gracias a la organización de IFEMA, a los diseñadores que me han invitado, a la gente que me ha permitido entrar en todos los desfiles, aunque tuviese que sentarme en las escaleras porque estaban ya todos los sitios ocupados o incluso lo viese de pie entre los fotógrafos. Porque lo importante no es dónde estás tú. Es estar. Es tener la oportunidad.

Porque soy muy consciente de que soy una privilegiada a la que se le ha concedido una oportunidad que no tendrían porqué dármela ya que no soy nadie en este mundillo. No soy una compradora de unos grandes almacenes extranjeros que sí debe tener sitio. Ni tampoco trabajo en una publicación que publicará un reportaje que dará publicidad a la firma. Ni tengo una tienda multimarca en la que vender las prendas que más me gusten.
 
Sólo soy una simple bloguera a la que le fascina la moda y que sabe que eso no le da derecho a nada. Y espero que eso no se me olvide jamás.

34 comentarios:

Lucio Chiné dijo...

Eso nunca se olvida porque eres humilde, que es una característica que poca gente tiene por ahí. Gracias a esa humildad media blogosfera y la mitad de los periodistas especializados te vienen a rendir pleitesía.

Fue un placer, como siempre.

Marta dijo...

¡Pues sí es un privilegio el poder ir! Disfrútalo mucho.

¡Muá!

Glitterbrilliantmarta.blogspot.com

sinnombre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Susana dijo...

En eta vida con la humildad se entra en todos los sitios y bien es cierto q como dices sto no es NY o Paris pero poco a poco va evolucionando y haciendose un hueco entre todos. Eso es lo importante, es un producto sacado entre todos

bss wapa

Mila dijo...

Más razón que un santo.

elhombreconfuso dijo...

Qué bonito te ha quedado Di. Y cuánta razón tienes, como siempre...

Andool fashion design dijo...

Gente como tu, hace que cada vez mas gente se interese por la moda, y eso a quienes llevamos años estudiandola, no gusta ;)


By Andool

Mila dijo...

Bueno yo creo que con humildad no se entra a todos los sitios más bien se entra a pocos,se entra con inteligencia y honestidad en lo que crees y en tu persona...no sé.
Cibeles no es París ni Milán, Madrid nunca fue París ni NY pero las cosas se crean del esfuerzo colectivo y de la cultura de apoyar al ganador de apostar por el arte no de criticarle hasta la saciedad que es algo de lo que pecamos mucho en España.
Me encanta tu blog Diana, creo que eres una mujer con las ideas claras y que sabe expresar muy bien lo que piensa y te envidio por ello.
Eres afortunada en poder ver todo ese mundillo del que formas parte aunque sea de otro modo,pero te lo has ganado, así que disfruta.
Besos.

calamarin dijo...

Muy bien cariño, me ha encantado ese punto de agradecimiento y de humildad (eso dice mucho y bueno de ti) En este momento en el que muchas blogeras que en su puta vida han estado en un taller de costura y no tienen ni la más mínima y remota idea del esfuerzo que supone realizar, incluso la coleccion más fea del mundo, y que se permiten el lujo de hablar y criticar sin el menor conocimiento de causa. Me alegra que mí Di tenga ese punto de pies en el suelo y realidad... motivos por los que yo que odio casi todos los blogs de moda, me hacen seguir con especial cariño este, que para mí siempre será diferente.

The LadyMissJo dijo...

Me ha encantado tu agradecimiento a "quien corresponda".
Saber agradecer que el estar allí y vivir lo que muchos sólo imaginan es un privilegio y no un deber de la organización, es algo que te honra.
Tu fascinación, entusiasmo y sobre todo tu saber hacer y comunicar te han llevado a ello, enhorabuena.

Mandrágora dijo...

Que bonito! Si hasta entran ganas de ir a Cibeles jejeje. Bromas aparte, son bonitas las sensaciones de las que hablas, el problema es que con el tiempo se van perdiendo por la falta de novedades que presenta este evento en concreto. Ojala las cosas cambien y puedas seguir manteniendo ese espíritu!

Sr Q dijo...

Que una cosa no quita la otra, plas, plas, Dis por Dior.

ace76 dijo...

Me ha gustado mucho este artículo. Tienes toda la razón: la humildad y el agradecimiento son rasgos de sabiduría, y de esto último a ti te sobra. :-)

Sophie Carmo dijo...

Me fascina tu humildad. ¡Enhorabuena!

Sonia Martínez dijo...

Chapeau! a veces alguien a quien le fascina la moda tiene mucho más que decir que aquellos que se supone que entienden pero están ahí aburridos y no lo viven como tú.
Besos
Soni
http://shoppingafternoon.blogspot.com/

Alejandro EscaparateModa dijo...

Cómo me ha gustado el post, Di, como han dicho todos, eso se llama Humildad.

Que sepas que me encantó verte de nuevo y estar un ratillo contigo que sabes que me gusta...

Nos vemos en septiembre!

Biljana. dijo...

Je je je!! Si pero tu voz cuenta igual que las publicaciones de las revistas!!!! Y lo siento pero eres muy valiosa para ellos, y de que no eres nadié...para nada!!! Eres tan importante como una compradora o una periodista de ¡¡¡¡voque!!!.... Y los de las ferias que no lo han entendido.....pues van muy mal encaminados!!!!
Mil besos preciosa!!
B.

Jr dijo...

Me uno a las muestras de cariño. Tienes más razón que un santo, santa en este caso.

Agradecidos y emocionados.

Un beso

Lee Van Cleef dijo...

Mi reverencia.

Ana dijo...

Considerte una privilegiada...
esta entre mis sueños el poder asistir a Cibeles :)
un besito

http://ladylike-girl.blogspot.com

missindiestyle.com dijo...

Mi abuela siempre dice : "Es de bien nacido ser agradecido" .
Felicidades por la entrada de hoy!

Saludos

MARIO dijo...

Olé

Sr Q dijo...

¿soy el único que ve en el post de la Dis cierta retranca? "aunque tuviese que sentarme en las escaleras porque estaban ya todos los sitios ocupados o incluso lo viese de pie entre los fotógrafos", esta frase me hace pensar en una situación.

Y por último "No soy una compradora de unos grandes almacenes extranjeros que sí debe tener sitio. Ni tampoco trabajo en una publicación que publicará un reportaje que dará publicidad a la firma. Ni tengo una tienda multimarca en la que vender las prendas que más me gusten", cuando ningún gran almacén extranjero viene a Cibeles a atisbar futuribles firmas, raro es ver repor a diseñadores de Cibeles más allá de lo que todos conocemos, y sobre todo, las tiendas multimarca patrias lo que traen son sus buenos Balmaines y cia para inflarles el precio y hacer caja, no diseñadores españoles.

¿Veo donde no hay?

Anónimo dijo...

Encantada de leerte!!! y disfruta lo que tienes!! viva la moda!!!

The Pilgrim dijo...

Serás una simple bloguera, pero qué bien escribes, gogno!

Me encanta tu humildad, una cualidad que todos deberíamos practicar si queremos seguir aprendiendo cosas en esta vida, y que no es incompatible con el orgullo (ojo, me refiero al orgullo en su faceta positiva, que no se debe confundir con la soberbia).

Por eso te diré que hoy por hoy cualquier sector (y no solo el de la moda) sabe la importancia de la comunicación virtual, ya sean blogs o redes sociales, que son la versión actual del boca a oreja, y muchas son as empresas e instituciones que han entendido que sin estas herramientas están perdiendo una parte muy importante de la comunicación con su público o sus clientes.

Un besote!
A*

Ely dijo...

que no cobres por esto, no quiere decir que no pertenezcas al mundo o a la industria de la moda. Que no trabajes para una publicacion especializada, es algo que no comprendemos muchos. Se lo he dicho a Raquel, a Lucio y te lo digo a ti: sois los mejores del momento.
Descubro cosas en vuestros blogs que en cualquier revista no encuentro ni encontraré, o cuando llega os lo leí a vosotros meses atrás. Si eso no es pertenecer a ese mundo, no sé que es

Ursula Manning dijo...

Me ha encantado tu comparación del pabellón 14 con La Meca!jaja muy bueno!La verdad es uno de los mejores post que h leído. Felicidades y gracias por tu humildad!

gratis total dijo...

ERES LA MÁS GRANDE! Y si quinqui, hay que leer entre líneas, pero solo los muy iniciados lo entienden

Bravissima dijo...

Da gusto ver que hay gente como tú en el despreciado por muchos, y muchas veces con razón, mundo de la moda. Si hubiera más gente con tu inteligencia y honradez mi familia no me miraría raro por querer dedicarme a esto y no a trabajar en un banco.
Me ha encantado! gracias

Meme ilustra dijo...

Encantada estoy de leerte, de seguirte y tienes "más razón que un santo"

Patri dijo...

Amen! Para cuando el Santa Sanctorum? :-)

Yo no soy una it girl dijo...

Bonito post! Te sigo desde hace poco tiempo, pero estoy convencida de que si te invitan a Cibeles es porque te lo has ganado a pulso y te lo mereces. Un beso

www.byMishikaBlog.com dijo...

Espero que el próximo Febrero no pase otro cataclismo!...pues creo que la prisa es la peor consejera, la verdad y todo esto crea un clima de inestabilidad innecesaria para la casa Dior, como bien dices se podia haber hecho un comunicado de dislcupas y si todavia lo creian necesario pues hacer un cambio gradual velando por los intereses de la compañia... Naomi y K.Moss le podrían enseñar un par de truquillos al Galiano de cómo disculparse y re-inventarse a si mismas, jeje.

Botica Pop dijo...

qué increíblemente bello el final de tu post. muchos, que nos creemos con derecho a todo porque un dia abrimos una cuenta gratuita en blogger, deberíamos aprender un par de cosas.