martes, 19 de abril de 2011

W.E.

Si hoy por hoy está todo el mundo revolucionado con los preparativo de la boda de William y Kate es  en parte por culpa de otra boda que se celebró en Monts (Francia) el 4 de mayo de 1937 y que cambió el curso de la monarquía británica: la de Wallis Simpson con el que había sido Eduardo VIII y que renunció al trono para casarse con una mujer divorciada (y no haré comparaciones que ya sabemos que son odiosas).


Wallis, una de las mujeres más elegantes de su tiempo, (decía que ya que no podía ser  guapa por lo menos sería sofisticada) escogió a Mainbocher, un norteamericano que gozó de gran fama y prestigio en los primeros años del siglo XX y que hoy está prácticaente olvidado como diseñador de su ajuar y de su vestido de novia, y aunque por las fotos en blanco y negro, de Cecil Beaton ni más ni menos, pueda parecer blanco era en realidad azul. Un tono de azul que se bautizó como "Azul Wallis" y que se dice que hacía juego con la decoración del castillo de Charles Bedaux dónde se casaron.


Poco después de su boda con el Duque, Wallis protagonizó una sesión de fotos en el mismo castillo donde contrajo matrimonio, el Château de Candé con Beaton, con la intención de mejorar su imagen pública. El vestido elegido para esa sesión de fotos fue el icónico "vestido Langosta" de Elsa Schiaparelli (de la que era una gran clienta. De la colección de verano de 1937 se compró más de 18 trajes) que surgió  de la colaboración de la diseñadora italiana con Salvador Dalí.

De esta sesión salieron más de 100 fotos y Vogue publicó un reportaje de 8 páginas con ella. Lo más curioso es que si bien con esta sesión se pretendía mejorar la imagen de ella, unas declaraciones de Dalí desvelando el simbolismo sexual de la langosta hundió un poco más la reputación de Wallis.

 
Y como el mundo está lleno de casualidades, Madonna compró en 2001 la casa de Cecil Beaton  en Wiltshire cuando esta salió a la venta y está a punto de estrenar en el festival de Cannes su última la película como directora en la que cuenta la historia de una chica que se obsesiona con el amor de Wallis Simpson y Eduardo titulada "W.E", y que es en realidad de lo que yo quería hablar y no encontraba excusa.

25 comentarios:

Lucio Chiné dijo...

Genial post, sabes que Dalí quería ponerle mayonesa al vestido?, qué genial era!.

Tendrá Tuiter Wallis?

Di dijo...

Lucio Sí, y Elsa lo mandó a freir espárragos (o langostas).

Creo que para hablar con Wallis hay que usar un twitter vintage llamado Ouija. :P

Lucio Chiné dijo...

nena le has dao al seguimiento?

yo no, y tú?

tampoco.

ains

Carla dijo...

Esta mujer era increiblemente elegante, y se ponía el mundo por montera. Eso sí, lo de sus simpatías nazis no lo acabo de compartir. ;0)

Besos guapa, y disfruta de estos días.

gratis total dijo...

Lo que le pasó a su marido es que era más vago que un muelle y solo quería vivir del cuento...ojalá hiciera eso SARPA y nos libraba de Leti y sus malvestidas hijas.

fashionpedists dijo...

Schiaparelli, con un par. La Wallis era muy fuerte. Cómo no iba a encandilar al Duque, que tiene razón Raquel, tenía una pinta de vago y veleta...
no me extraña que a Madonna le obsesiones esta historia, Guy Ritchie y ella me recuerdan un poco a estos dos.

calamarin dijo...

Lo de Madonna y el cine es ya una obsesión enfermiza... ojalá consiga algo de éxito, de lo contrario terminará fatal de la cabeza.

Nan de Bil dijo...

No me gusta mucho esta mujer ni su marido ni su turbia historia pero reconozco que para ponerse el vestido langosta hay que tener agallas o lo que sea que tengan los crustáceos.

Meme ilustra dijo...

Pero qué bien hilado todo Di, si es que si la dicha es buena....:)

tinkerbell dijo...

pues qué excusa más buena para terminar hablando de madonna, me encanta wallis, tuvo que ser una mujer increíble.

paqo dijo...

Wallis dijo al final de su vida que "la vida puede ser muy dura, cuando tienes que vivir una gran historia de amor”

Alphonse Doré et Noir dijo...

Yo que quieres que te diga, siempre les he tenido mucha mania a estos dos. Mi padre siempre ha sido muy pro Eduardo VII y yo más de Jorge V.
Además la Wallis me parece una arrivista de mucho cuidado.
Lo que me parece mal es como la trataron en el funeral de su marido.
Lei en algún lado que el chofer que les llevo hasta el barco que les llevaría a Francia quedó para siempre repudiado por el servicio de la casa real. Eso es ser más papista que el Papa.

Patri dijo...

ja, ja, con el día que llevo, que genial que me hayas sacado una sonora carcajada,

"Creo que para hablar con Wallis hay que usar un twitter vintage llamado Ouija. :P"

Adorable, coom sin venir casi ni a cuento, sale madonna en todo esto. :-))

Drewthings dijo...

JEJEJEJJJJEJE.....ME ENCANTÓ!! LAS FOTOS SON PRECIOUS!!

Lee Van Cleef dijo...

Felizzz, post nuevo! ;)
A mi me fascinan estos dos, sobre todo su vejez solitaria y cascarrabias, cuando se dedicaban a ordenar que les plancharan los billetes para llevarlos crujientitos o a dar de beber a sus mascotas en tazas de plata. Yo creo que a Eduardo le vino al pelo la situación, así pudo dedicarse a la buena vida sin más. Lo de Wallis era más que un divorcio, eran dos, y además los maridos no tenían muy buena reputación ( y ella la tenía todavía peor).
Por cierto,a ver si triunfa de una vez Maddie, esta tiene algo de buena pinta aunque quien sabe...

La Gata dijo...

Qué buen post! La verdad es que no tenía mucho conocimiento de la historia de estos dos más allá de que la liaron parda y él tuvo que renunciar al trono...pero bueno, lo de Madonna me ha encantado!

besitos

alfredBesora dijo...

Di, maravilloso post.
Ya nadie se acuerda de los rumores sobre supuestas orgías de los dos con un general nazi en las que Eduardo VIII pedía que le diesen con la fusta.

¿No os parece maravilloso que los monarcas del Reino Unido lo sean de carambola por el cabeza perdida del duque de Windsor? Yo reconozco que como atormentados de la vida, son una de mis parejas favoritas. Y lo de Madonna, pues, veremos, vamos a darle un voto de confianza.

Beso,
The Duke

Fabiola dijo...

un post 10!
Maravillosa Wallis.. yo lei su vida en el libro Divas Rebeldes y es genial!!
Unas fotos geniales!
Besos enormes guapa y Feliz Semana Santa!!
http://ilmiopiccolocapricciobyfabiola.blogspot.com/

Carmay dijo...

Sí que era sofisticada esa mujer, el vestido azul, es increíble.

Cristina dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me fascina el enfoque que le das a los post. De lo mejorcito que he visto últimamente. post interesantes y que aportan algo, te sigo ya mismo!!

Un saludo!

www.loquellevelarubia.blogspot.com

Los Entresijos de la Moda dijo...

¡Genial tu post! Un poco de historia de la realeza no viene mal ;)

http://www.losentresijosdelamoda.com

Alba Padin dijo...

No estaba al tanto de la película... Miedo me da...
Dejando aparte el tema de los nazis, me hace gracias el meneo que le pegó Wallis a la casa Windsor. Creo que la humanizó mucho antes que Lady Di. Un rey abdicando por amor a principios del siglo XX!!
genial post!

DENENAS dijo...

Yo tenia una imagen de estos dos.. muy romantica y bueno me lleve un chasco al saber que no era amor todo lo que relucia.. En fin..
El vestido de langosta.. mi madre tenia un mantel con unas langostas enormes en cada esquina.. y una vez quise recortarselas para pegarlas en una cazadora vaquera.. me obsesionó este vestidillo.. jajajaj

El Señor de las Gafas Amarillas dijo...

Genialísimo el si no puedo ser guapa seré sofisticada! Muestra personalidad a raudales!

Cristina dijo...

Wallis debía ser odiosa e interesante a partes iguales ....
Pero desde luego tenía personalidad porque era odiadisima y se puso el mundo por montera...y no debió ser facil
Lo de las simpatias nazis me enteré hace poco y ¡por supuesto !que me horroriza