viernes, 7 de junio de 2013

Hacerse trampas al solitario



Cuenta Eugenia de la Torriente en su blog que en el pasado mes de marzo (en style.com dicen que fue en febrero pero qué más da la fecha) Alexander Wang estuvo en Getaria visitando  y sobre todo explorando los fondos del museo Balenciaga, ya que poseen piezas previas al inicio del archivo que la marca posee en París que arranca en 1938, para buscar inspiración para sus nuevas colecciones.

El traje de chaqueta de la foto de la izquierda fue una de las piezas que más me impresionó durante mi vista. Su perfección técnica es algo verdaderamente asombroso. Para Balenciaga, famoso por su costumbre de desmontar las mangas de prendas prácticmante terminadas por no estar conforme con el acabado, todas esas líneas que encajan a la perfección entre mangas, cuerpo de la chaqueta  falda debió ser un auténtico reto y a la vez una tortura.

Wang intenta algo similar en el conjunto de la derecha. Pero usa comodines, como esa tira negra en la manga, y no consigue casar todas las líneas. Su colección resort, con una paleta de colores restringida al blanco y al negro (y algún tono intermedio de gris) trata de traer a la actualidad volúmenes complicados y que es en mi opinión lo mejor pero falla al tratar de darle un aire deportivo a las prendas que resta elegancia a la austeridad de las prendas. Y a pesar de que todavía Wang da la sensación de que se hace trampas jugando al solitario puede que volver al archivo y separarse del trabajo de Ghesquière pueda traer algo interesante.

3 comentarios:

gratis total dijo...

a la mierda Wang!

Balenciaga igual que Oliva, que sacó en Cibeles ese horrendo vestido mal cosido

ANDYTOP dijo...

Me gustó la resort pero le falta fuerza, es como un quiero y no puedo, pero por otro lado me mola la idea de que deje de lado a Ghesquiere

Theposhstyler dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo!! Quizá volver al archivo y separarse del trabajo de Ghesquiere nos pueda sorprender y traer cosas muy interesantes.
xx