martes, 15 de mayo de 2012

Ashley Mary Kate Elizabeth


Las Olsen molan. Admitámoslo. Ashley y Mary Kate son iconos fashion a reivindicar y la justificación perfecta para nuestras peores pintas a la hora de bajar la basura con un eclecticismo de prendas digno de un desfile de Maison Martin Margiela y en la que una pieza obligatoriamente debe ser especialmente roñosa.

Cada año, al igual que ocurre con las setas en otoño, como mínimo un famoso de turno decide que su talento para la ropa merece ser compartido con el resto del mundo y no es suficiente con renunciar a la estilista y decide crear su propia colección de ropa. No hay que ser adivino para saber que la mayoría de estas aventuras acaban fatal. Pero hay excepciones. Y las Olsen son uno de estos casos extraños. Su marca, The Row, nace en 2007 tras crear las gemelas varias colecciones para Walmart, la mayor cadena de supermercados estadounidense,  dirigidas a un público adolescente y que si mal no recuerdo en España se vendió en Alcampo.
Pero The Row es una marca ya adulta, que nació buscando la camiseta perfecta y encontró su hueco de mercado con un estilo claramente neoyorkino que a la vez no tiene problema en beber de diferentes fuentes de inspiración como los años 40, la equitación o el propio armario de las diseñadoras, al tiempo que se crean un hueco en el difícil nicho de los complementos de lujo en el que destacan con sus bolsos en piel de cocodrilo.

Pero ahora hay otra Olsen. Y para sorpresa de todos tiene talento como actriz. Mucho además. Y  tiene la belleza que podrían tener sus hermanas si estuviesen bien alimentadas. Probablemente haya nacido otra "it girl" para las revistas. Ese aspecto no me interesa. Por lo que parece a Elizabeth tampoco demasiado, quizás porque ya sepa gracias a sus hermanas qué carga trae consigo ese título. Pronto la veremos en las portadas, de eso estoy segura, pero a diferencia de otras actrices de su generación ella también copará las de las revistas de cine y no solo las de moda.

Martha Marcy May Marlene es una película dura, de las que causan verdadero terror porque viéndolas eres consciente de que los monstruos están más cerca de lo que pensamos y no en el espacio exterior. Es de esa clase de cine incómodo, directo y desasosegante que dice más de nostros mismos de lo que pensamos y que hace que merezca la pena pagar una entrada y desconectar el móvil un par de horas, algo que por desgracia cada vez se puede decir de muy pocas.


10 comentarios:

La Gata dijo...

He oido hablar muy bien de la pequeña de las Olsen y su película, pero aún no he tenido oportunidad de verla...

Besos

Suzie dijo...

Yo también tenía ganas de ver esta película. Las Olsen me molan...

Un abrazo,
Suzie

Glorieta dijo...

Tengo ganas de ver esta pelicula, me encanta un beso

gratis total dijo...

que opinas de la peli?

Di dijo...

Que es maravillosa y de obligado visionado

Mad Enkar dijo...

Queridísima Di:
Cierta es la unión Olsen -Alcampo en España que, por otra parte, me dejó cómo el cartel de la peli.
Pero, antes de que las Olsen justificaran las pintas basurillas, una maravillosa Helena Bonham Carter ya hacía de las suyas,...
Besisssss y al Google Plus
:D

mamaartista dijo...

Hola! mi nombre es Laura blanco y este es mi blog de moda: mamaartita.blogspot.com
Espero que te guste y estemos en contacto. Desde hoy te sigo!! Un saludo L+

martin - juegos dijo...

me encantas esta genial

InfinitaWishlist dijo...

Pues no sabía de esta pelicula, pero la imagen de la cartel me gusta mucho y tus palabras han hecho que me apetezca verla.

www.infinitawishlist.com

DollHouse dijo...

I went to Doll House to get my dress and they promised they would get it in. I was so upset when they didn’t come through for me so I went Sassy Boutique. They were able to get my dress within three 3 days. They had wonderful customer service and nothing was a problem for them. I really appreciated the effort they made to make my night memorable. i will never go to dollhouse again.