martes, 10 de abril de 2012

La pica en Flandes


O más bien es Flandes la que pone la pica.
Van Noten presenta temporada tras temporada una colección que va de cabeza al pódium de honor. Simons ha cerrado su etapa (a su pesar) en Jil Sander con una trilogía sobre el color, la sencillez y la vista al pasado con una elegancia difícil de igualar.
En un momento en el que más que nunca la industria de la moda solo parece mirar el balance de cuentas y la parte del diseño queda en un segundo plano, y no hay más que ver las cuentas de Dior desde el despido de Galliano, quizás lo más inteligente sea la opción belga, que se venía barajando desde hace meses.
Bruselas domina nuestra vida económica. Ahora parece que Flandes dominará nuestro armario. Puestos a elegir la segunda opción es muchísimo mejor.

7 comentarios:

Mar dijo...

Estoy muy contenta con la decisión! Al principio no me entusiasmaba demasiado, más que nada por el minimalismo de sus colecciones para Jil Sander, que hacen (o hacían) mucho contraste con el barroquismo de Dior. Está claro que como Galliano no habrá ninguno, pero creo que Raf aportará magníficas propuestas.

Besos Di!

Missvreeland dijo...

No hay que tener miedo a los cambios. Galliano representa una etapa. Simons abre otra. Y siendo fieles al espíritu de Dior, el segundo me parece mucho más adecuado que el primero. Galliano nos ofrecía pasado, Simons nos regala futuro.

gratis total dijo...

Viva el Flamenco!

Glorieta dijo...

Hola me encanta tu blog, es diferente y muy interesante, te invito a que te pases a visitar el mio, un beso
http://gloritalabel.blogspot.com.es/

Kilian dijo...

Muy bueno el punto de vista desde que lo miras, no había caído en ello, buen post!!

Un saludo!


http://buhosandroginos.blogspot.com.es

Slimbykings dijo...

¡Haha! No lo había pensando desde esta perspectiva.

DollHouse dijo...

My daughter and I when to Doll House to buy a Sherri Lee dress that my daughter was obsessed with. I received no service from the sales staff until I asked. They gave my daughter a few styles to try on when asked what size my daughter would be, she pointed at the dress my daughter had on and said “that size”. I noticed that the dresses had no size tags on them and when I asked the sales staff about that, they got frustrated with me and gave no explanation. So I left the store with a much deflated daughter, went home and ordered the dress online and saved $200.