viernes, 31 de julio de 2009

No tengo mesa de café, pero coffee books... mil


La foto misteriosa de ayer estaba protagonizada por Carmel Snow (esta era un poquito difícil, pero Lucio os cuenta quien fue divinamente) y por Madeleine Vionnet y era una excusa malísima para enseñaros (y de paso dar un poquito de envidia y deciros que envuelven los libros divinamente) el libro que me han traído de París,

ya que como sabéis se está realizando una exposición en su honor en el Museo de Artes Decorativas,


al tiempo que vuelven a relanzar la marca tras el fracaso de Kokosalaki en 2007, esta vez con Rodolfo Paglialunga, un diseñador formado a la sombra de Miucca Prada y que ha respetado las bases de la fundadora: su gran descubrimiento, el corte al bies, las siluetas de inspiración griega y los colores clásicos (sobre todo los claros).


Image Hosted by ImageShack.us


Fondos en los que inspirarse no le van a faltar, aunque yo casi apostaría por recuperar algunos de los diseños tal cual fueron realizados porque siguen siendo absolutamente modernos.

19 comentarios:

LOLA dijo...

De cuántas cosas se llega a enterar y aprender ...el mundo blogueril también sirve de algo verdad?

Pit! dijo...

Joé... casi casi lo averiguo :(
Jaja está muy chulo el libro. De esas librerías parisinas seguro que se sacan mil cosas interesantes.
Por cierto, al final quien se lleva la piruleta? nadie? jaja un beso!

Botica Pop dijo...

pues si tu intención era causar envidia lo has logrado perfectamente. ahora me voy donde chiné porque... nadie se llevó la piruleta, verdad?

RECIEN LLEGADA dijo...

Es un libro genial¡Yo lo tengo.Beso guapa.
DELIA

Plutónico dijo...

¿De verdad no eran Almodóvar & Mcnamara ? Tengo que dejar de tomar tinto de verano para desayunar.

Una de las"protatonistas" de uno de mis libro de francés del instituto vivía en la Rue de Rivolí, qué cosas.

jopeana dijo...

Te tengo mucha envídia ahora mismo... EStoy de acuerdo contigo, sus diseños podrían reeditarse tal cual... ¿o esto ya se hace? creo que muchos diseñadores han tomado prestado alguna vez algún Vionnet

Raquel Gratis total dijo...

envidia asquerosa que me va a pudrir por dentro, eso es lo que siento!

maisci dijo...

Si señor, envidia de la mala que me das a estas horas de la mañana!!!!

xoxo

moi dijo...

QUÉ envidia... disfrútalo.

ya sólo me queda una semana!! yupi!! qué tal vas tú?

besos

Atenea Palas dijo...

Ese libro es una autentica joya. Yo soy otras de las que siente una envidia, ainsssssss. Qué bonito que es hasta el papel que lo envuelve.
Besos

teresalamarquesa dijo...

¡Qué chulada de libro! Menuda envidia sana, jeje.

Un saludillo!

HollyGo dijo...

Los vestidos de Vionnet son una pasada, yo creo que son los más bonitos que he visto nunca.
Bs!

Mac L. dijo...

Me gusta tu blog
te agrego a mis links
Saludos :)

srta a dijo...

que envidia!! Que hayas visto la exposición y que te hayas traido el libro, seguro q es magnífico!

Hace algun tiempo escribi sobre ella en un post sobre diseñadores,. y la verdad es q tiene una historia interesantísima.

Un besazo!

BrokenStylee dijo...

Que suerte tienes!
Un beso!

atelier dijo...

yo estuve en esa expo y de verdad que me llevé una decepción..

EDUARDO dijo...

Eres como yo:) no tengo coffe tables pero tengo montañas de libros jaja

♥LasHistericasSomosloMaximo dijo...

q grande vionnet!!
y envidia?? muchaaaa

princesita de paris dijo...

Es uno de los museos de Paris que me faltan por conocer, pero nunca tengo tiempo!!
Eso si, todo el mundo dice que esta genial!

Besotes