miércoles, 2 de junio de 2010

Carducci


Hubo una época no tan lejana en la que las actrices no necesitaban a una estilista lista que las vistiese. Eso no quiere decir que tuviesen un gusto privilegiado a la hora de vestirse. Por supuesto que seguían los consejos de alguien. Pero ese alguien solía ser un diseñador que además de saber hacer realmente bien su trabajo era su amigo y las aconsejaba y vestía con lo mejor que su lápiz y su aguja era capaz de crear.
Ese fue el caso de Audrey Hepburn con Hubert de Givenchy o el de Catherine Deneuve con Yves Saint Laurent, que tuvo la suerte de tenerlo como amigo durante toda su vida.


En 1967 la Deneuve tenía 23 años. Y era la elegida por Luis Buñuel, en la que sería la primera de sus colaboraciones cinematográficas, para interpretar a un ama de casa burguesa y aburrida que decide convertir sus fantasías en realidad pasando a vivir una doble vida al convertirse en Belle de Jour.

Y si el argumento de la película es brutalmente inquietante es en gran parte gracias al maravilloso trabajo de vestuario del gran Yves Saint Laurent (tenía 29 años cuando recibió el encargo)

que diseñó todos y cada uno de los looks que luce la actriz en la película, marcando esa supuesta normalidad de la esposa burguesa de un doctor que se viste con sencillez y elegancia con vestidos de aire monacal, vestidos camiseros (una de las grandes creaciones del modisto) o "petites robes noires", acompañados de abrigos de una modernidad sorprendente, al igual que las gafas de sol, y por pequeños casquetes tan de la época. Si descuidar por supuesto otros complementos como guantes o bolsos.





Y es que en cosas así es donde se ve la maestría de los genios. La ropa es absolutamente reconocible como de la época y a la vez tan elegante y atemporal que prácticamente no desentonarían en ningún vestuario actual.

Pero YSL no se encargó del calzado. Eso se reservó a otro grande: Roger Vivier. Y fue tan grande el éxito de un modelo concreto de la película que pasó a denominarse “Belle Vivier”.

Y es que esta es una película que cualquier cinéfilo no se debe perder pero muchísimo menos una persona que esté interesado en la moda y en los grandes que hacen que lo de “los trapitos” siga valiendo la pena.Por cierto, el título del post hace referencia a la marca imaginaria que es la que supuestamente viste la protagonista de la película, y que se nombra en un pasaje cuando una de las compañera de burdel de la Deneuve admira uno de sus abrigos.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Te has estancado en el pasado Di,renuévate un poco con tus post please

Tú fan,Xoxi

Alba dijo...

Me encanta el estilo que llevan, eran buenos tiempos. besos

The Pilgrim dijo...

Di, estupendo post, da gusto empezar así el día! Si esto es estar anclados en el pasado pues qué bien. ;)

El trench de charol negro sobre el vestido que es de un beige casi carne ya cuenta por sí solo toda la película.

Patricia dijo...

Di como me ha gustado el post por el repaso del vestuario de la película... creo que tengo que volver a verla!!

Un beso,
Patricia

Is ♥ La 5th con Bleecker st. dijo...

cómo se nota la mano del diseñador en los outifts. q corte tienen las prendas, q maravilla. besos

*Nur dijo...

Impresionante este post, muchas gracias por compartirlo!!
http://nur-inthecity.blogspot.com/

Mandrágora dijo...

Esta genial! Estaba pensando en hacer un análisis similar con un pelí que vi el otro día también de esa época. Realmente el vestuario de las películas en esa época era otra cosa.

Me ha encantado!!

Además hay que conocer el pasado para poder identificar el presente!

calamarin dijo...

Imagínate una de mis pelis favoritas y que decir del vestuario y de la gran Deneuve... Ahora hay demasiados estilistas, demasiados blogger en las pasarelas, cualquiera puede ser un personal shopper...

the healthy ghost dijo...

Muy buen post!
Un beso.

Sr Q dijo...

Siempre pensé que el nombre era una mezcla muy irónica de "Gucci y Capucci"


Y la Deneuve pues muy musa, es un topicazo pero es que era lo más... también hay que hacer post de su vestuario en "El ansia", aburguesada blusa con lazada y moño de día y vampiresa Montana en charol negro, labios rojos y gafas de sol de noche.

ace76 dijo...

Me ha gustado mucho el post. Buñuel es uno de mis directores favoritos (aunque me gusta más su etapa mexicana). Me ha sorprendido que Catherine Deneuve fuera tan joven al hacer "Belle de Jour".

dorothy dijo...

Hasta para cometer perversiones hay que tener elegancia y saberse vestir.
Felicidades por el blog!

Nan de Bil dijo...

Al primer anónimo q comenta le diría q para entender el presente hay q conocer el pasado, en moda, como en casi todo, no hay generación espontánea.

sacramento dijo...

Super post, fotos e información.
Los 60 demasiado sositos para mí, pero para eso están los colores, je,je.
Un abrazo
Sacramento

boucle dijo...

Ese diseño de Vivier actualización del zapato del XVIII entre georgiano (hebilla) y Luis XIV (tacón) en charol (YSL o Courrègues) es una imagen tan rica de la película como la caja de música, el coche de caballos o la silla de ruedas. Me gusta tu observación sobre el constraste entre lo monacal de la ropa de Séverine y su revolución sexual en lo personal, quid de lo burgués. Un saludo!

Lula dijo...

cada día te superas más...no es peloteo, tus posts siempre son interesantes y me dan a conocer algo que no sabía.
muuaa

*L*
http://lulainspiresme.blogspot.com/

Patri dijo...

...esto..er creo que había dejado un comentario aquí antes, ....que hice con él?. Estancada?.. pues yo vengo a decirte que GENIAL HOMENAJE tanto a ella como a YSL que justamente hoy hace 2 años que nos dejó.

Te robo los Vivier!!! adorables.

....Me ha encantado.

Meme dijo...

Qué bonito......veré la pelicula sí o sí....mogollón de ganas que me entraron gracias al post Di!
Los looks de la Deneuve impecables.....um!!!!!

Casta dijo...

Me haces llorar, bruja ;-)

Chic Too Chic dijo...

Encantador. Grande
Gracias Di por traer esta reflexión y esta revisión de Belle de Jour.
Es que Yves desde esa imagen suave y tranquila ...era muy punk y rompedor. Como hay que ser.
(Se debía llevar muy bien con Buñuel, sin decirse nada)
Sigue siendo vanguardia.

Bravo por Yves, bravo por Buñuel, bravo por la Deneuve...

GRacias Di.

Fernando

Ana M* dijo...

Que bueno, lo de Carducci, no lo recordaba... mi favorito siempre ha sido el negro de cuello y puños blancos, no sé por qué...

Richard dijo...

Está entre mis películas de culto.
Una verdadera joya.
Besos guapa!!!!!!

la parisina dijo...

Uf vi esta pelicula por primera vez a los trece años en un cine de arte y ensayo y ahora veinte años después la sigo disfrutando. No he podido dejar de verla regularmente, causó un auténtico impacto en mi a nivel de moda, de estética. Creo que fue a partir de esta película que supe que queria vivir en Paris!!!